poema

Despedida de año

©Andrés Díaz Marrero

El calendario se encoge,
se acerca el final de año,
atrás, queda el desengaño,
ya sus bártulos recoge.
Venga el que los desaloje
a remediar su destrozo.
Traiga el remedio amoroso
que nos temple la esperanza
y que incline la balanza
hacia un tiempo más dichoso.

El corazón que rebosa
de esperanza e ilusión
se dilata de emoción
en la noche bulliciosa.
Y en despedida animosa
dice adiós al que se va
y confiado esperará,
lleno de esperanza y fe,
con disciplina y de pie,
al próximo que vendrá.

Plegaria lanzada al cielo
arco de luz que ilumina,
como sutil golondrina
alza su amoroso vuelo.
En ella vibra el anhelo
del que con fervor implora,
y en este momento y hora
abre el alma hacia el encuentro
del nuevo año que es centro
de la esperanza que aflora.

El reloj marca las doce,
suenan trompetas, hay ruidos:
petardos, luces, sonidos.
¡Qué el viejo año repose!
¡Qué el nuevo nos traiga goce,
felicidad anhelada!
Y que venga acompañada
de paz, solaz y ternura,
que destierre la amargura
con una nueva alborada.


cuentosCuentos para Jóvenes
Pulse aquí


teatroObras de teatro
infanrtil y juvenil

RegresarPág.Principalcontacto

Recomiende este sitio
©Andrés Díaz Marrero
http://home.coqui.net/sendero
Misión: Resaltar la importancia de la Escritura Creativa, la Literatura infantil y la Lectoescritura.