poemaTu serena risa

©Andrés Díaz Marrero

Jamás he olvidado
tu serena risa,
cascada precisa
de un sonido alado.
Suave y delicado
lleno de ternura,
trino que aún perdura
arpegio sublime,
que hoy mi pecho oprime,
con gran amargura.

Con gran amargura,
por cuánto te quiso.
Tu ausencia deshizo
de mí la cordura.
Hoy desde la hondura
del alma te imploro
ten piedad del lloro
de mi corazón
tenme compasión
que tu amor añoro.

Que tu amor añoro
fácil es de ver
eres tú mujer
el bien que yo adoro.
Vuelve tu sonoro
reír a mi vida,
regresa ,querida,
dame tu dulzura
quita mi locura,
ven, sana mi herida.

Ven, sana mi herida,
regresa, mi amor,
de ingrato dolor
tengo el alma henchida.
Desde tu partida
no tengo alegría
y en mi alma vacía
no existe sosiego;
escucha mi ruego
y vuelve a ser mía.


cuentosCuentos para Jóvenes
Pulse aquí


teatroObras de teatro
infanrtil y juvenil

RegresarPág.Principalcontacto

Recomiende este sitio
©Andrés Díaz Marrero
http://home.coqui.net/sendero
Misión: Resaltar la importancia de la Escritura Creativa, la Literatura infantil y la Lectoescritura.