poema

Traigo la alegría

©Andrés Díaz Marrero

Traigo la alegría,
traigo la emoción.
Traigo el corazón
de la patria mía.
La estrella que un día
alumbró en Belén
la traigo también
con orgullo santo,
la llevo en mi canto,
¡gloria a Dios!, amén.

Entre todas una,
una solitaria.
Bella luminaria
sobre tosca cuna.
Una y solo una
fiel lo señaló.
Y esa llevo yo
bordada en mi enseña,
la estrella risueña
que Él nos envió.

Por eso no hay quien
pueda destronarla;
pues, para cuidarla
estamos también.
Que el divino bien
de esta patria pura,
con honda ternura
he de respetar,
defender y amar
con fiera bravura.

Estrella brillante
la de mi bandera?
Ilusión cimera,
que flota radiante,
de un pueblo anhelante
del más grande empeño:
de lograr el sueño
de su libertad,
de su humanidad
ser el propio dueño.


cuentosCuentos para Jóvenes
Pulse aquí


teatroObras de teatro
infanrtil y juvenil

RegresarPág.Principalcontacto

Recomiende este sitio
©Andrés Díaz Marrero
http://home.coqui.net/sendero
Misión: Resaltar la importancia de la Escritura Creativa, la Literatura infantil y la Lectoescritura.