cuentos

Nada es eterno

©Andrés Díaz Marrero


Nada es eterno, lo sé.
Y es triste que todo acabe
cual naufragio de la nave
de la ilusión, que se fue.
Aún me pregunto por qué
llevo este amargo sabor,
si hace tiempo que tu amor
se alejó de mi camino.
Si así lo quiso el destino
¿por qué sigue mi dolor?

Sigo, sigo recordando
los tiempos que ya se fueron.
Los mismos que estremecieron
mi ser que vive penando.
Con la esperanza, aguardando
que llegue pronto el olvido
a borrar tu amor mentido,
a olvidar la triste historia,
y arrancar de mi memoria
lo mucho que te he querido.

Y es que es tan honda la pena
de mi corazón herido
que únicamente el olvido
aliviará esta condena.
Fue tu amor una cadena
de livianos eslabones
cuyas tiernas emociones
apresaron mis sentidos
que claudicaron rendidos
a tus dulces pretensiones.

Ya ves, no hay agrios rencores,
sólo un corazón dolido
en espera que el olvido
mitigue sus sinsabores.
No abrigues vanos temores
que el recuerdo del ayer
tu alma pueda ensombrecer.
No estorbaré tu camino.
Busca, tu mejor destino;
yo buscaré otro querer.


cuentosCuentos para Jóvenes
Pulse aquí


teatroObras de teatro
infanrtil y juvenil

RegresarPág.Principalcontacto

Recomiende este sitio
©Andrés Díaz Marrero
http://home.coqui.net/sendero
Misión: Resaltar la importancia de la Escritura Creativa, la Literatura infantil y la Lectoescritura.