cuentos
“Si aquella boca mentía
el amor que me ofrecía
por aquellos ojos brujos
habría dado siempre más"

(Tango Cuesta abajo
A. Lepera y C. Gardel)



Por aquellos ojos brujos

©Andrés Díaz Marrero

La ilusión en el querer
a todos nos encandila.
Pues el corazón destila
la esencia que va en el ser.
Mas no pude conocer
cuánto cariño sentía
la hermosa que estremecía
toda mi vida y mi calma,
pues, nunca supo mi alma
si aquella boca mentía.

No hubo fibra que estuviera
de sus caricias ausente.
Mi sed se sació en su fuente
como flor en primavera.
Quizás, fue vana quimera
soñarla tan sólo mía
al ver que correspondía
mi pasión con su querer;
locura fue de placer
el amor que me ofrecía.

Se arraigó tanto a mi vida.
Caló profundo hasta el hueso
la esencia del postrer beso
aún después de su partida.
Mi alma prosigue encendida
soñando entre los embrujos.
Perdida tras los influjos
pasionales del recuerdo.
¡Y a poco hasta el alma pierdo!
por aquellos ojos brujos.

Si era amor, no lo sabría;
era tan grande el idilio
que era imposible el auxilio
que la razón me ofrecía.
Ahora en la melancolía
que me quebranta la paz,
la vista vuelvo hacia atrás
y al recordar tiempos idos
por los momentos vividos
¡habría dado siempre más!


cuentosCuentos para Jóvenes
Pulse aquí


teatroObras de teatro
infanrtil y juvenil

RegresarPág.Principalcontacto

Recomiende este sitio
©Andrés Díaz Marrero
http://home.coqui.net/sendero
Misión: Resaltar la importancia de la Escritura Creativa, la Literatura infantil y la Lectoescritura.