cuentos

Deja que sueñe

©Andrés Díaz Marrero

“El recuerdo de un amor
que se perdió en el vacío
como se pierde el rocío
del pétalo de una flor.”
Salvador Tió

Deja que sueñe y que sueñe
que tú sigues a mi lado,
que lo nuestro ha continuado,
para que el sueño se adueñe.
Y todo mi ser se empeñe
en amarte con ardor,
con el profundo candor
del que la ilusión cultiva,
y lleva en su alma cautiva
el recuerdo de un amor.

Un amor que fue mi cielo
y también fue maldición.
Pues fue una dulce aflicción
mezcla de amor y de celo.
Y aún persiste aquel desvelo
en mi corazón sombrío;
donde tu amor, que fue mío,
echó el cerrojo con llave
y alzó vuelo como el ave
que se perdió en el vacío.

¡Y qué solo me quedé!
Solo y triste en desamparo.
Sin tu amor que fue mi faro
de oscuridad sólo sé.
Feliz del ayer que fue
lo contrario de este hastío,
de este terrible vacío
por la ausencia de mi amada
esfumándose en la nada,
como se pierde el rocío.

Cuando en sueños tu figura
a consolarme se asoma
mi pecho su pena doma
aunque mi herida no cura.
Un perfume que perdura
sosiega mi gran dolor.
El aroma de tu amor,
profundo mi pecho aspira
y el fragante olor respira
del pétalo de una flor.

cuentosCuentos para Jóvenes
Pulse aquí


teatroObras de teatro
infanrtil y juvenil

RegresarPág.Principalcontacto

Recomiende este sitio
©Andrés Díaz Marrero
http://home.coqui.net/sendero
Misión: Resaltar la importancia de la Escritura Creativa, la Literatura infantil y la Lectoescritura.