poema

Navidad Boricua

©Andrés Díaz Marrero

coro:
No abandonemos jamás
nuestras ricas tradiciones,
y que en todos los rincones
brille el amor y la paz.

Al llegar la navidad
hasta en la brisa se siente
que acarician nuestra frente
aires de felicidad.
Tiempo en que la humanidad
recuerda con gran fervor
el capullo de la flor
que germinó en un pesebre
para que el mundo celebre
con alegría y amor.

Al terminar la faena
el merecido descanso,
apetecido remanso,
ofrece la Noche Buena;
que es dulzor en la colmena
de nuestra vida fugaz.
No abandonemos jamás
nuestras ricas tradiciones,
y que en todos los rincones
brille el amor y la paz.

Escucha con atención
los versos que te dedico,
pueblo mío, Puerto Rico,
¡patria de mi corazón!
Los canto con la emoción
de un jíbaro de verdad
que celebra Navidad
con todas sus tradiciones
y a todos los corazones
les desea felicidad

No hay como la tierra mía
pa' celebrar estas fiestas;
las cañas sobre sus crestas
lucen galas de alegría.
Guajanas rosas, que el día
hilvana en tupido manto.
Pregona pecho su encanto.
Sean mis décimas arrullo.
¡Todo cuanto tengo es tuyo;
escucha patria mi canto!

cuentosCuentos para Jóvenes
Pulse aquí


teatroObras de teatro
infanrtil y juvenil

RegresarPág.Principalcontacto

Recomiende este sitio
©Andrés Díaz Marrero
http://home.coqui.net/sendero
Misión: Resaltar la importancia de la Escritura Creativa, la Literatura infantil y la Lectoescritura.