poema

Encuentro

©Andrés Díaz Marrero

Volví a sentir el filo del acero
penetrar hasta el fondo de la herida,
violar la cicatriz, la hora perdida,
con su tajo profundo y muy certero.

Volvió a temblar mi alma en desespero
reviviendo el dolor de tu partida,
desbordando mi angustia contenida,
en un largo quejido, sordo y fiero.

Tus ojos se ocultaron de los míos
sorprendidos del imprevisto encuentro;
de la muerte sentí los calosfríos
descuajándome el alma de su centro...

¡Y te juro mujer, son como ríos
las lágrimas que fluyen desde adentro!

cuentosCuentos para Jóvenes
Pulse aquí


teatroObras de teatro
infanrtil y juvenil

RegresarPág.Principalcontacto

Recomiende este sitio
©Andrés Díaz Marrero
http://home.coqui.net/sendero
Misión: Resaltar la importancia de la Escritura Creativa, la Literatura infantil y la Lectoescritura.