poemaFiesta de Navidad

©Andrés Díaz Marrero

Suena el cuatro bullangero,
gime el tiple con dulzura.
Desde el llano hasta la altura
se oye el cantar del coplero.
Entre diciembre y enero
la música se hace brisa.
En los labios la sonrisa
de la décima antillana
acaricia la mañana
cuando el cantor la improvisa.

Gran fiesta es la Navidad
que esperamos con pasión,
alegría y diversión
para gozar de verdad.
Aparta la soledad
y minimiza las penas,
las propias y las ajenas,
por ser canto a la esperanza.
Nos colma de confianza
y nos quita las cadenas.

Dale gracias al Creador
por todas las bendiciones,
jamás y nunca abandones
la fe en nuestro redentor.
Al projimo con amor,
con resolución certera,
tiende tu mano sincera,
fortalece su vivir;
consuélalo en el sufrir
que el sentimiento libera.

Un aguinaldo resuena,
güiro, maracas, panderos
con acordes mañaneros
anuncia la nochebuena.
Hay que aplazar la faena.
Llegó el descanso anhelado,
¡por largo tiempo esperado!
Época es de distracción,
de alegrar el corazón
con aliento renovado.


cuentosCuentos para Jóvenes
Pulse aquí


teatroObras de teatro
infanrtil y juvenil

RegresarPág.Principalcontacto

Recomiende este sitio
©Andrés Díaz Marrero
http://home.coqui.net/sendero
Misión: Resaltar la importancia de la Escritura Creativa, la Literatura infantil y la Lectoescritura.