poema

Añoranza

©Andrés Díaz Marrero

La imborrable esencia del anhelo,
trabajada y moldeada como arcilla,
verdeció nuevamente la amarilla
y olvidada, añoranza de un desvelo.

Tu perfume, tu voz, tu hermoso pelo,
al cruzar mi camino con tu orilla,
hincóme con dolor, cual dura astilla,
y me alejé presuroso, y con recelo.

Por un instante remontóse en vuelo,
y cual lucero que en mi noche brilla,
el ala de mis ansias, antes hielo,
olvidando tristezas, lloro y duelo,
al sentirse cercana de tu orilla,
lanzó un suspiro, que estremeció el cielo.

cuentosCuentos para Jóvenes
Pulse aquí


teatroObras de teatro
infanrtil y juvenil

RegresarPág.Principalcontacto

Recomiende este sitio
©Andrés Díaz Marrero
http://home.coqui.net/sendero
Misión: Resaltar la importancia de la Escritura Creativa, la Literatura infantil y la Lectoescritura.