poemas

Zapatos para los pies

©Andrés Díaz Marrero

Parada sobre una rosa
una linda mariposa
convocó una gran reunión.

—Puesto que soy muy hermosa,
les ruego, y no es poca cosa,
que escuchen mi petición.
Frágiles son mis patitas
como ustedes pueden ver,
largas y un tanto flaquitas.
Yo les recomiendo, pues,
una sencilla cosita:
Zapatos para los pies.

—La araña estuvo de acuerdo,
con cuatro pares le daba.

La avispa dijo a su amiga:
—déjate de musarañas,
que no podrás caminar
sobre la tela que tejes,
las suelas se pegarán
a los hilos, y tus redes
de nada te servirán.

Afligido el gongolí
desconsolado lloraba:
—con tantos pies no me alcanza
para comprar los zapatos.
Yo regresaré a mi casa,
lo siento, pero yo paso.

El grillo se despidió
señalando que otro día
tal vez, consideraría
lo de ponerse zapatos
pues para lograr sus saltos
los mismos le estorbarían.

La orgullosa mariposa
que se había puesto los suyos
quiso volar a un capullo
primo de la hermosa rosa.
Trató y trató, mas no pudo
Y aunque persistió un buen rato
Al no lograrlo les dijo:
—Es cierto, olviden el trato
queridísimos amigos.

Y así, cada cual convino
¡en no ponerse zapatos!


cuentos

Nuevos cuentos infantiles
pulse aquí

teatro
Obras de teatro
infantil y juvenil

RegresarPág.Principalcontacto

Recomiende este sitio
©Andrés Díaz Marrero
http://home.coqui.net/sendero
Misión: Resaltar la importancia de la Escritura Creativa, la Literatura infantil y la Lectoescritura