poema

La Plena

©Andrés Díaz Marrero

De raíces africanas
la cálida luz recibe
mi Plena puertorriqueña,
para cantarle al Caribe.

Vibra fuerte la plenera
con sonido melodioso,
y su repicar produce
un ritmo ardiente y fogoso.

Fluye en la sangre animosa,
rebosa la melodía
y ágil sube por los pies
con su gracia y alegría.

Es percusión que te invita
a contonear la figura.
Ni manos, ni pies son quietos,
la música los conjura.

Y aunque no quieras, ¡te mueves!,
te rindes ante el pandero
que alegra el alma y te lleva
por deleitosos senderos.

cuentos

Nuevos cuentos infantiles
pulse aquí

teatro
Obras de teatro
infantil y juvenil

RegresarPág.Principalcontacto

Recomiende este sitio
©Andrés Díaz Marrero
http://home.coqui.net/sendero
Misión: Resaltar la importancia de la Escritura Creativa, la Literatura infantil y la Lectoescritura