poemas

Al maestro

©Andrés Díaz Marrero

Con paciencia y dulzura repartes
tu labor fatigosa en el tiempo:
el divino sazón de tu arte,
al alumno que espera, maestro.

Y secando tu fuente amorosa
con que irrigas los verdes renuevos
do florece el futuro y la rosa
de la patria que todos queremos;
vas cuajando en la mente del joven
encendidas ansias inmortales,
de servir a las causas más nobles
como hicieron De Hostos y Betances.

cuentos

Nuevos cuentos infantiles
pulse aquí

teatro
Obras de teatro
infantil y juvenil

RegresarPág.Principalcontacto

Recomiende este sitio
©Andrés Díaz Marrero
http://home.coqui.net/sendero
Misión: Resaltar la importancia de la Escritura Creativa, la Literatura infantil y la Lectoescritura