poemas

Los dedos de la mano

©Andrés Díaz Marrero

—¡Gordo! —le dice al pulgar
el meñique de la mano.
—¡Y tú flaco y también corto!
—Contestó su chato hermano.
—¡Tranquilos¡ —dijo otro dedo
apuntando hacia los dos,
¡no hay que reñir caballeros!
pues ninguno es inferior.
Todos tenemos tareas,
y la mía es señalar.
—Era el índice el que hablaba,
muy correcto en su opinar.

—En el centro de la mano
el dedo del corazón
nos da fuerza al agarrar,
es nuestro hermano mayor.
A su lado el anular,
en él lucimos anillo
o una elegante sortija
que relumbre con su brillo.
Y ustedes pulgar, meñique,
juntos están cuando escriben,
o recojen un objeto,
¡Ambos son imprescindibles!

¡Es cierto! —dijeron todos,
mirándose tiernamente.
—Todos somos necesarios,
¡aunque seamos diferentes!

cuentos

Nuevos cuentos infantiles
pulse aquí

teatro
Obras de teatro
infantil y juvenil

RegresarPág.Principalcontacto

Recomiende este sitio
©Andrés Díaz Marrero
http://home.coqui.net/sendero
Misión: Resaltar la importancia de la Escritura Creativa, la Literatura infantil y la Lectoescritura