perro Un regalo de NavidadNavidad

©Andrés Díaz Marrero
Dedicado a mi nieta Anaís

Version pdf

Los niños la habían recibido como regalo de Navidad. Kiki era pequeña, blanca y con un lunar color café en la punta de la cola. La primera noche que pasó en su nueva casa se mantuvo acurrucada, en silencio y sin moverse. Pero tan pronto amaneció comenzó a ladrar. Los ladridos despertaron a toda la familia.

—¿Será que tiene Hambre? —dijo su dueño, un niño de siete años. Y le puso un plato con comida, pero la perrita ni lo probó. Kiki continuó ladrando.

—¿Será que tiene sed? —dijo la mamá del niño y le puso un recipiente con agua. Pero la perrita no bebió ni una sola gota. Kiki continuó ladrando.

—¿Será que quiere salir al patio? —dijo la hermanita del niño y le abrió la puerta para que saliera al patio. Pero Kikí no salió, y continuó ladrando.
—¡Ya sé lo que pasa! —dijo el niño. Fue hasta donde la perrita y la levantó del suelo. Kiki dejó de ladrar. El niño la abrazó contra su pecho y dijo: es que echa de menos a su mamá. Se asusta cuando se siente sola. Necesita cariño y amor. Todos estuvieron de acuerdo. Desde entonces la perrita Kiki fue parte de la familia.

cuentos

Nuevos cuentos infantiles
pulse aquí

teatro
Obras de teatro
infantil y juvenil

RegresarPág.Principalcontacto

Recomiende este sitio
©Andrés Díaz Marrero
http://home.coqui.net/sendero
Misión: Resaltar la importancia de la Escritura Creativa, la Literatura infantil y la Lectoescritura