1898 La Guerra Hispano Americana en Puerto Rico - 1898 The Spanish American War in Puerto Rico

La marcha sobre Adjuntas, Utuado y Lares

2 al 17 de agosto de 1898

Descripción de los hechos

1- 2 de agosto. Utuado y Adjuntas están desguarnecidas ya que la compañía del batallón Patria Nº 25, con 185 hombres, 5 oficiales y 1 comandante que había en este último pueblo, se ha trasladado hacia Aibonito para formar parte de la defensa del Asomante. Sólo quedan algunos Guardias Civiles que abandonarán las poblaciones cuando los americanos se aproximen a ellas.
2- 2 de agosto. El general Roy Stone, de ingenieros, marcha a Adjuntas con unos 30 soldados del cuerpo de señales y de ingenieros. Sus órdenes son arreglar el camino entre Adjuntas y Utuado para que puedan marchar por él las tropas sin dificultad. (Ver nota a)
3- 3 de agosto. Llega Stone a Utuado y es bien recibido por los sectores prominentes de la población. Un grupo de utuadeños se les unen como auxiliares a caballo, entre ellos y a la cabeza, Salvador Pérez Gerena y Ramón Hernández Olivencia. También contrata a campesinos como peones. Stone se pone inmediatamente a arreglar los caminos.
4- 6 de agosto. Los auxiliares puertorriqueños que se han unido a Stone se acercan a Lares para observar la situación allí y saber si es posible la captura del pueblo. Lares tiene una 1 compañía del 4to Provisional con 187 soldados, 4 oficiales y un jefe.
5- 6 de agosto, am. El general Nelson A. Miles ordena al brigadier general Guy V. Henry que aliste a la brigada Garretson con los regimientos de voluntarios 6to de Massachusetts y 6to de Illinois para marchar hacia Arecibo via Adjuntas y Utuado. El plan es encontrase en Arecibo con el general Teodoro Schwan y desde allí seguir por tren hasta San Juan después de haberse apoderado de toda el área oeste. La brigada Garretson desembarcó por Guánica y parte de sus hombres intervinieron en el combate de Yauco trasladándose después a Ponce.
6- 7 de agosto. Los auxiliares utuadeños de Stone, que han abandonado la idea de tomar Lares, se aproximan atrevidamente hasta Arecibo, llegando casi a la plaza principal. (Ver nota b)

7- 8 de agosto, am. Sale la brigada Garretson de Ponce hacia Adjuntas, compuesta de las siguientes tropas:

  • 2,172 soldados de infantería pertenecientes a los regimientos de voluntarios 6to de Massachusetts, 6to de Illinois y el Nº 19.
  • 139 soldados y 10 oficiales de ingenieros
  • 6 oficiales y 60 soldados, el Cuerpo de Señales
  • 12 oficiales y 641 artilleros con sus cañones
  • 1 escuadrón de caballería con 100 soldados
  • 60 hombres de la Cruz Roja, carros de municiones, parafernalia de ingeniería, raciones de campaña, etc. No llevan tiendas de campaña.

En total son unos 3,200 hombres entre soldados y oficiales. El camino, duro y empinado, unido al calor, hacen lenta la marcha. Las carretas sólo llevan municiones y raciones ya que se trata de reducir en lo más posible la carga, por eso no llevan tiendas de campaña y otros equipos necesarios. Las carretas son tiradas por 4 mulas en vez de 2, como es lo habitual. (Ver nota c)

8- 8 de agosto, pm. Tras 9 millas de arduo camino, las tropas americanas acampan en la hacienda La Florida. Los soldados están muy cansados. Los últimos en llegar son los del 6to de Illinois, pasadas las 8:00 pm. Su tardanza se debe en parte a que fueron recientemente equipados con zapatos nuevos (Ver nota d).
9- 8 de agosto, 9:00 pm. Llegan al campamento de La Florida las carretas con el equipo del 6to de Massachusetts.
10- 9 de agosto, am. Llegan las carretas del 6to de Illinois al campamento de La Florida.
11- 9 de agosto, am. Sale el general Henry con su Estado Mayor hacia Adjuntas. Detrás de ellos sale la brigada Garretson con órdenes de avanzar lo más rapido posible. La marcha se hace más lenta porque además del calor y el mal estado del camino, ahora se unen las fuertes lluvias que empeoran el mismo.
12- 9 de agosto, pm. Llega Henry con su Estado Mayor a Adjuntas.
13- 10 de agosto. Llega el grueso de la brigada Garretson a Adjuntas. Muchos soldados están enfermos de disentería y fiebre tifoidea, el resto de la tropa agotada. (Ver nota e)
14- 11 de agosto, pm. Llega a Adjuntas el equipo, municiones, etc. de la tropa, que ha tenido que ser transportado en las mulas, abandonado las carretas por el mal estado del camino.
15- 12 de agosto. Todo el día lo dedican las tropas americanas a revisar el equipo y a descansar.
16- 12 de agosto, 12:00 m. Un batallón del regimiento de infantería Nº 19 marcha hacia Utuado llegando esa misma tarde. Muchos soldados de este regimiento tienen que ser alojados en casa particulares del pueblo debido a encontrase muy enfermos.
17- 13 de agosto, pm. Llegan el general Henry, su Estado Mayor y 2 batallones del 6to de Illinois a Utuado. En esta ciudad recibe Henry las órdenes de suspender toda operación de guerra debido a la firma del cese al fuego.
18- 14 de agosto. Llega a Utuado el escuadrón de caballería del capitán Hoppín.
19- 15 agosto, am. Las fuerzas españolas de Lares abandonan la población al saber de la proximidad de las fuerzas americanas. (Ver nota f)
20- 15 agosto, pm. Al enterarse que el pueblo ha sido abandonado por los españoles, tropas americanas ocupan Lares. Según Henry, la ocupación se hace para mantener el orden entre sus habitantes ya que no había en el pueblo autoridad alguna.
21- 16 de agosto. Llega el grueso de la brigada Garretson a Utuado.
22- 16 de agosto. El Gobernador Macías envía un telegrama al general Miles solicitándole que ordene a sus tropas abandonar Lares debido a que este pueblo fue ocupado una vez suspendidas las hostilidades y esto va en contra de los principios del Derecho Internacional en casos de guerra. Miles considera que Macías está en razón y ordena a sus tropas abandonar dicho pueblo.
23- 17 de agosto, am. Las tropas americanas abandonan Lares.
24- 17 de agosto, pm. Una compañía al mando del teniente coronel Augusto Pamies llega a Lares desde Arecibo, ocupando el pueblo. Lares permanecerá bajo la bandera española hasta su entrega oficial el 21 de septiembre. (Ver nota g)

Notas

a- El general Stone, de ingenieros, trató varias veces de construir un camino transitable entre Adjuntas y Utuado que sirviera para las carretas, pero el mismo era destruido cada vez que llovía.
b- En la historia de Utuado, este grupo de auxiliares es conocido como "la partida del pavo" ya que como recuerdo de su aventura en Arecibo, se trajeron de allí una de estas aves.
c- Las tropas americanas tuvieron que dormir a la intemperie durante muchos días debido a que dejaron las tiendas de campaña en Ponce. Para pasar la noche y para guarecerse de la lluvia, usaban unos grandes capotes (ponchos) de tela impermeable incomodos por ser muy calurosos. Soló en Utuado consiguieron un lugar lo suficientemente llano para montar un campamento, pero con la lluvia se convertía rápidamente en un lodazal.
d- Puede parecer gracioso, pero cualquiera que haya usado por un día entero zapatos nuevos que no calzan bien hasta que están "domados" comprenderá este hecho. Napoleón decía que los ejércitos "marchan sobre sus estomagos". Se le olvidó decir que también marchan sobre zapatos comodos.
e- Hubo una gran cantidad de enfermos entre los hombres de la brigada Garretson y fue necesario instalar tres hospitales en Utuado, uno de ellos sólo para enfermos de tifoidea (60), el otro con 65 camas y el tercero con 20. Para el 16 de agosto, la mitad del 6to regimiento de Massachussetts estaba fuera de capacidad de combatir. El Sargento Sweeney y el soldado Robinson murieron en Utuado de fiebre tifoidea.
f- No está claro si las tropas españolas abandonaron Lares por órdenes del Estado Mayor español, por decisión propia del comandante de dicha ciudad o por una mala interpretación de las órdenes del Gobernador Macías, como alegó este último al general Miles cuando le solicitó que las tropas americanas abandonaran el pueblo.

g- Lares no fue el único pueblo que retomaron los españoles durante la guerra, lo hicieron así mismo con Fajardo (-ver: Los incidentes de Fajardo-), San Germán, Ciales y Aguada.

San Germán se queda sin defensas españolas desde el 28 de julio, cuando el capitán Espiñeira, jefe de la guarnición, se retira con todos sus hombres regulares y voluntarios a Mayagüez. Estando el pueblo sin guarnición el 31 de julio por la noche, el capitán Sugoring con 50 soldados y Lugo Viña al frente de varios puertorriqueños de Sabana Grande y San Germán (entre los de este último pueblo: A. U. Ubaldo, Celedonio Carbonell, Jorge Quiñones, Felipe Medina, Salvador Lugo, Dolores (Lolo) Fradera y José A. Vivoni) toman posesión del pueblo nombrando nuevo alcalde. Sugoring se retira de San Germán al día siguiente, quedando para su defensa la gente del los dos pueblos citados. Hacia el día 3 de agosto regresó Espiñeira y tras un tiroteo con las avanzadas, recuperó San Germán escapándose los alzados hacia Sabana Grande. Las fuerzas españolas los persiguieron hasta casi 2 km de dicho pueblo teniendo un corto intercambio de disparos y haciendo 2 prisioneros. Espiñeira y sus hombres siguieron en San Germán hasta el día 5 de agosto, retirándose después a Mayagüez. Como resultado de estos sucesos, se informaron varios muertos pero no se comprobaron.

En el caso de Ciales, este pueblo fue abandonado por los españoles y tomado el 13 de agosto por 2 partidas de puertorriqueños, sin el auxilio de las tropas americanas, quienes proclamaron la adhesión a Estados Unidos e izaron su bandera en la alcaldía. El mismo día 13 por la tarde, una compañía del 4to. Provisional junto a un grupo de voluntarios afectos a España, todos al mando del teniente puertorriqueño Pedro Ledesma, llegó desde Manatí y tras varios enfrentamientos con las partidas pro-americanas recobraron el pueblo. Los hechos de Ciales, que hoy día siguen causando polémicas por las diferentes versiones que hay de los mismos, dejaron un saldo de 8 cialeños y 4 voluntarios muertos y varios heridos.

En Aguada, el 18 de agosto el capitán DeFuniak con algunos hombres del 1er regimiento de caballería de Kentuky, en componenda con el alcalde del pueblo, Antonio Sánchez, ocuparon el pueblo e izaron la bandera americana en la alcaldía. Como era de esperarse, los soldados americanos abandonaron el lugar rápidamente, ya que estaban violando los acuerdos del cese al fuego, dejando a la población a su propia suerte. La misma noche del 18, unos 30 Guardias Civiles provenientes de Aguadilla, entraron en Aguada haciendo preso a su alcalde, lo que provocó que los pobladores formaran un motín que fue sofocado por los Guardias Civiles después de disparar contra ellos y causar 2 muertos. El alcalde fue enviado arrestado a San Juan, pero se escapó antes de llegar a Bayamón. El incidente causó mucha tensión entre las autoridades españolas y americanas.

El general Henry consideró que su fracaso en la marcha hacia Arecibo se debió a que las tropas bajo su mando eran inexpertas, a las enfermedades, al mal estado de los caminos producto de las constantes lluvias y la hecho de utilizar carretas para tranportar el equipo por caminos que sólo podían pasar mulos. Parte de estos problemas fueron similares a los que sufriera 2 semanas antes el teniente coronel Francisco Puig en su retirada sobre Arecibo -Ver combate de Yauco-.
Si Henry hubiera tenido éxito en su misión, las tropas españolas que se retiraban de Mayagüez, vía Las Marías y Lares, hacia Arecibo, posiblemente hubieran quedado atrapadas entre las de Henry y las del general Teodoro Schwan. -Ver: El desastre del Guasio-

-Ver fotografías de la marcha sobre Adjuntas, Utuado y Lares-

-Volver a Mapas y Planos- / -Volver a Inicio