1898 La Guerra Hispano Americana en Puerto Rico

Los incidentes de Fajardo

3 al 7 de agosto de 1898

Leyenda

1- Al ser Fajardo el primer lugar en que se pensó para invadir Puerto Rico, desde la segunda quincena de julio diferentes tipos de buques americanos frecuentaban sus inmediaciones fondeando muchos de ellos frente al faro de las Cabezas de San Juan al otro lado de los islotes. El día 1 de agosto a las 4:30 pm 2 botes del monitor Puritan llegan a playa Canalejo, cerca del faro, y sus tripulantes al mando del teniente H. G. Dresset se adentran en tierra retirándose más tarde cuando notan la presencia de soldados españoles. Al marcharse se llevan 2 goletas que había en la playa. Fajardo estaba defendida originalmente por 2 compañías de infantería del Batallón Provisional Nº 3 y 1 de voluntarios con su guerrilla y algunos Guardias Civiles. El lugar no contaba con fortificaciones pero si se habían construido algunas trincheras en las montañas al norte del pueblo. Cuando comienza la invasión de Puerto Rico por Guánica la mayoría de los soldados de infantería son retirados hacia Carolina al igual que toda la Guardia Civil disolviéndose a los voluntarios. Sólo quedan en Fajardo 25 soldados de infantería, muchos de ellos enfermos, y la fuerza de orden público (Policia Municipal).
2- 2 agosto 11:00 pm: Estando frente al faro los monitores Amphitrite y Puritan, el transporte Leyden y el carbonero Hannibal, 28 infantes de marina al mando de un teniente se apoderan del faro de las Cabezas de San Juan obligando a los torreros continuar en su labor.
3- 3 agosto 3:00 am: Uno de los empleados de la oficina de telégrafos de Fajardo, Joaquín López Cruz, al hacer una llamada rutinaria por teléfono al faro para conocer las últimas novedades, escucha a lo lejos una conversación en inglés. Dándose cuenta de lo que sucede (al principio creía que eran bromas de los torreros), López Cruz telegrafía a las 4:00 am directamente al Palacio de Santa Catalina (residencia del gobernador de Puerto Rico) informando al general Macías de los acontecimientos. Macías ordena al alcalde de Fajardo, Cristóbal Andréu, que haga retirar inmediatamente hacia Luquillo o Río Grande a las pocas tropas que allí había al igual que a los telegrafistas Mariano Geigel, jefe, y Francisco Turull, empleado, con sus aparatos, destruyendo las baterías de los mismos. La fuerza de orden público deberá permanecer en su puesto.
4- 4 agosto: Retiradas las tropas españolas de Fajardo, el pueblo es presa de la excitación. Hay temor entre los habitantes españoles y prominentes del pueblo por lo que les pueda suceder si algún sector de la población se rebela.
5- 5 de agosto 8:00 am: El Dr. Santiago Veve Calzada marcha por el camino (A) hasta el faro y por medicación de un teniente se entrevista, abordo del Amphitrite, con su capitán J. Barclay y el capitán Rodger a cargo de todas las fuerzas navales presentes en el área. En esta entrevista el Dr. Veve pide a los americanos que tomen a Fajardo, ya que teme que haya represalias de las clases populares contra los ciudadanos españoles y los de las clases prominentes. Hasta el día de hoy existe la duda si el Dr. Veve, anexionista confeso, tomó esta iniciativa por una preocupación sincera sobre la seguridad de los ciudadanos o por el deseo, tantas veces acariciado por él, de pasar a ser parte de los EEUU.
6- 5 agosto pm: El capitán Rodger permite que el transporte Leyden con 14 infantes de marina, al mando del capitán Barclay y el alférez Albert Campbell, entre al puerto de Fajardo (B). En el puerto se apoderan de la Aduana (C) donde izan la bandera americana y mantienen en sus puestos al administrador de la misma, Angel García Veve, y a los empleados José Ruiz, Antonio Vizcarrondo y Julio Torres, todos ellos peninsulares.
7- 5 agosto -pm: El Dr. Veve y la pequeña fuerza americana siguen el camino (D) hacia el pueblo. En el trayecto se encuentran con Enrique Bird Arias, quien por saber inglés se ofrece como intérprete de los americanos.
8- 5 agosto -3:00 pm: Llegan la comitiva del Dr. Veve y los infantes de marina a la Casa Alcaldía de Fajardo (E) izando en ella la 2da bandera americana.
9- 5 agosto -6:00 - 8:00 pm: Reunidos los infantes de marina y funcionarios municipales en la Alcaldía (E) de Fajardo, el capitán Barclay nombra al Dr. Veve como gobernador militar de la región oriental de Puerto Rico y confirma a los funcionarios municipales en sus puestos después de jurar lealtad a la bandera americana. Entre estos funcionarios estaban el alcalde, Cristóbal Andréu, y el Juez municipal, Antonio R. Barceló, quién levantó un acta de la llegada de las fuerzas americanas a Fajardo. El Capitán de Puerto, el alferez de navío José Lanuza (peninsular), no juró lealtad pero continuó en su puesto sin ser molestado y después del armisticio sería el último funcionario español en abandonar Fajardo el 30 de septiembre. Se constituye también una fuerza puertorriqueña llamada Milicia Ciudadana al mando de Prisco Vizcarrondo, la cual se armada con los fusiles que habían dejado los voluntarios. La pequeña fuerza americana se retira al Leyden que volverá donde los demás barcos, detrás de los islotes, quedando sólo para la defensa de la ciudad de Fajardo la Milicia Ciudadana de reciente creación.
10- Durante el día 5 por la noche y el 6 llegan continuos rumores de que una expedición española al mando del teniente coronel puertorriqueño Francisco Sánchez Apellániz, comandante militar de Humacao, se disponía a marchar sobre la ciudad. Estas noticias alarman a la población y más aun cuando el mismo Dr. Veve y Vizcarrondo propalan la idea de que los españolas castigarán duramente a todos los ciudadanos si capturan Fajardo. Apellániz, que se aprestaba a caer sobre la ciudad para capturar a Veve y al resto de los sediciosos, es detenido en su intento a última hora por el coronel Camó, jefe del Estado Mayor.
11- 6 agosto am: El gobernador Macías ordena a su ayudante de campo, el coronel Pedro del Pino, que con hombres del batallón Patria, del 3ro. Provisional, 20 Guardias Civiles y la guerrilla de la 3ra. Provisional al mando del teniente Rafael Colorado (alrededor de 250 soldados) marchen desde Hato Rey sobre Fajardo viajando primero en tren hasta Carolina y pasando después por Canóvanas, Rio Grande y Luquillo -Ver mapa de la ruta que siguió Delpino por el noreste de Puerto Rico-.
12- 6 agosto: El Dr. Veve recibe noticias de José G. del Valle desde San Juan, a través de Franquito Trinidad, de la partida de la fuerza del coronel Del Pino. Esta noticia pronto se hace del dominio público, creando gran pánico entre la población. Los ciudadanos con más posibiliddades y que no han participado en el movimiento sedicioso de Veve huyen hacia Ceiba, otros pueblos y campos vecinos. La Milicia Ciudadana se desbanda, el Dr. Veve, Prisco Vizcarrondo, Modesto Bird, Enrique Bird Arias, Luis Acosta, Miguel Veve y un mulato que los acompañaba, se refugian en el Amphitrite.
13- 7 agosto am: La esposa de Veve, su hija de crianza, la esposa de Manuel Camuñas, secretario de las Cámaras Insulares, la familia Bird, Isabel López Cruz y 40 personas más (60 en total), miembros de familias prominentes, buscan protección en el faro de Las Cabezas de San Juan. Alrededor de 700 personas de los más pobres se refugian en los montes al norte del faro. La ciudad de Fajardo queda casi desierta quedando muy pocos habitantes en ella.
14- 7 agosto 4:00 pm: La columna del coronel Del Pino llega por el camino de Luquillo (F) hasta la entrada de Fajardo. Del Pino ordena al teniente Colorado que con 4 Guardias Civiles reconozca la ciudad, la playa y el faro. Colorado entra en Fajardo y sigue por el camino de la playa (D) y subiendo una loma a la izquierda del mismo divisa la Aduana de la playa (C), el faro y los barcos americanos frente a él. Colorado baja con los 4 Guardias Civiles hasta la Aduana (C) donde ordena a uno de ellos que arrie la bandera americana. Cuando desde los barcos americanos ven bajar la bandera, disparan con sus cañones de tiro rápido sobre la Aduana y más lejos también, ya que hay reportes que indican que los cañonazos cruzaban sobre el mismo pueblo de Fajardo. Colorado y los Guardias Civiles regresan al resto de la columna que ya ha entrado al pueblo (F).
15- 7 agosto 4:30 pm: El coronel Del Pino entra con su columna en Fajardo llegando hasta la Alcaldía (E) donde el sargento de voluntarios, Luis Ordoñez, baja la bandera americana que allí ondea. Del Pino ordena que acudan los pocos afectos a España que quedaban en el pueblo, presentándose el Dr. Esteban López Giménez, doctor titular del pueblo y presidente de la Cruz Roja local que seguía fiel a España y el cabo de la policia municipal (Orden Público) Carlos M. Pepín, a quien nombra alcalde interino. El telegrafista Joaquín López Cruz, hijo de López Giménez y que no había cumplido la orden de Macías de retirarse hacia Río Grande o Luquillo por estar enfermo o por otras razones, es llevado prisionero ante la presencia del coronel Del Pino quien le ordena que ponga en servicio el telégrafo.

16- 7 agosto 10:00 pm: Arreglado el servicio telégrafico por López Cruz, después de haber ido a Ceiba a buscar los aparatos y las baterías, Del Pino se comunica con el general Macías ordenándole éste que reestablezca las autoridades del pueblo y que si puede ataque al faro, pero que este ataque se limite sólo a un "achuchón" (sic).

Nota: Un achuchón es un abrazo o apretón dado en forma "cariñosa". En este caso es un pequeño ataque sin esperar obtener grandes resultados.

17- 7 agosto 11:00 pm: Las tropas españolas se alojan en diferentes casas de la población.
18- Ver la continuación de esta historia en -El "achuchon" al faro de de Las Cabezas de San Juan-

NOTAS

a- En 1898 Fajardo tenía 8,794 habitantes y pertenecía al Distrito Militar de Humacao.
b- Desde el punto (A) del mapa hasta el faro de las Cabezas de San Juan hay unos 8.5 km (+/- 5 millas).
c- Desde la Alcaldía de Fajardo (E) hasta la Aduana (C) en la playa hay unos 2.8 km (+/- 1.75 millas)
d- Enrique Bird Arias estaba casado con Isabel López, hija del Dr. Esteban López Giménez y hermana de Joaquín López Cruz.
e- Las dos banderas americanas capturadas por los españoles están hoy día en el Museo de Ejército de Madrid.
f- Hay informes de que hubo una tercera bandera americana en Fajardo colocada en la iglesia. De ser cierto este dato no se sabe qué pasó con ella.
g- Hasta muchos años después de los incidentes de Fajardo, el Dr. Santiago Veve Calzada seguía recibiendo fuertes críticas por algunos sectores de la población de la ciudad y de Puerto Rico por haber puesto en peligro la seguridad de sus ciudadanos al invitar a los americanos a su invasión. Las fuerzas americanas tenían órdenes expresas del general Miles de no realizar tal tipo de aventura.
h- Debido a las noticias confusas que llegaban a San Juan desde el área de Fajardo, el capitán Angel Rivero recibió el día 5 órdenes del general Ortega de marchar hasta dicha ciudad para averiguar la verdad de lo que allí acontecía. Rivero marchó a caballo ese mismo día llegando hasta Mameyes (barrio de Luquillo) donde fue notificado por Franquito Trinidad (el mismo que informó a Veve de la partida de Pedro del Pino hacia Fajardo) de los acontecimientos de la ciudad, que ya no había americanos en ella y que "si entraba con 4 Guardias Civiles y un cabo se apoderaba de todos los revoltosos" -Ver mapa del noreste de Puerto Rico-. Al recibir esta información el general Ortega quiso marchar con 200 soldados, una batería de montaña, algunos Guardias Civiles, y la guerrilla montada de Pedro Bolívar para capturar al Dr. Veve, al resto de los alzados y al faro con todos los americanos, aunque para lograrlo tuviera que destruir el edificio a cañonazos. El general Macías no aceptó este plan de Ortega.
i- Aparentemente en estos acontecimientos no hubo bajas en ninguno de los dos bandos.
j- Para saber más sobre los incidentes de Fajardo le recomendamos la lectura del libro del Dr. Esteban López Giménez: Crónica del 98: el testimonio de un médico puertorriqueño.


-Ver: El "achuchón" al faro de Las Cabezas de San Juan- /-Volver a Lista de mapas y planos- / -Volver a Inicio


ACTA DE LA LLEGADA DE LAS FUERZAS AMERICANAS A FAJARDO POR PRIMERA VEZ

En el pueblo de Fajardo, isla de Puerto Rico, a las ocho de la noche del dia 5 de agosto de 1898, reunidos en la Casa-Ayuntamiento los señores que componen el mismo y autoridades de esta localidad, bajo la presidencia del doctor Santiago Veve, éste, tomando la palabra, manifestó:

"Que habiendo sido ocupada la población por tropas americanas en la tarde de hoy, fue nombrado gobernador del Departamento, con amplia facultad para la dirección del mismo; que los acontecimientos que se habían desarrollado y las causas que a ello contribuyeron eran bien conocidas de todos los presentes; que él, interpretando los deseos del jefe de las fuerzas americanas, rogaba a todos que continuasen en el desempeño de sus cargos, para evitar entorpecimientos en el desempeño de las funciones administrativas; pero que, no obstante, dejaba a su libre elección el que las autoridades y concejales siguieran o no en sus puestos".

Usó de la palabra el juez municipal, don Antonio R. Barceló, y dijo:

"Creo que no tenemos medios, dentro de la medida de nuestras fuerzas, para evitar ni impedir los hechos consumados; la invasión ha sido efectuada y estamos sometidos a las decisiones del Gobierno americano; y puesto que su representnte aquí nos brinda la oportunidad de continuar en nuestros puestos, debemos aceptar tales indicaciones, porque entiendo que al hacerlo así llenaremos un deber ineludible para con el pueblo puertorriqueño.

Es necesario, sin embargo, hacer la salvedad de que ejerciendo nuestros cargos en virtud de la carta autónoma que ha otorgado España a nuestro país, continuaremos en ellos mientras nuestra misión sea, solamente, la de acatar y obedecer las disposiciones justas de la nación americana, pero nunca como dominadora de nuestro país, si no como amparadora de nuestros derechos autonómicos, derechos que, en lo futuro, deseamos ver ampliados en el sentido de obtener la más completa independencia en nuestro régimen interior; deseamos el absoluto respeto a nuestro idioma, a nuestras costumbres y a todo lo que aquí constituye nuestros carísimos afectos.

Al tener hoy el dolor de ver arriada en este edificio la bandera española, que representa la patria de nuestros padres, la nación que nos dio sus costumbres, sus tradiciones y su idioma, y donde aún viven nuestras más caras afecciones, no puedo menos de enviar en estos momentos aciagos un fraternal saludo a mis hermanos de ayer, para cumplir hoy con otro deber sagrado, cual es el de servir con todas mis fuerzas a Puerto Rico, mi única patria de aquí en adelante, y la cual, hoy más que en ninguna otra ocasión, necesita los servicios de todos sus hijos."

El doctor Veve manifestó estar conforme, en un todo, con las indicaciones del señor juez municipal don Antonio R. Barceló, porque ellas concuerdan con las instrucciones recibidas del Gobierno americano y al cual él representa en este acto.

Y no habiendo otros asuntos de que tratar se dio por terminada la sesión, dándose lectura a la presente acta, que firman de conformidad todos los presentes.

Gobernador, Santiago Veve. -Ayuntamiento: Cristóbal Andréu, M. Baralt, J. Lavaggi, Cayetano Rivera. - Fiscal, José García. -Juez municipal, Antonio R. Barceló. -Administrador de la Aduana, Angel García Veve. (Firmados).


-Volver a Incidentes de Fajardo- / -Volver a Inicio