1898 La Guerra Hispano Americana en Puerto Rico

El combate de Yauco

25 al 26 de julio de 1898

Leyenda

1- 25 de julio 6:00 am (aprox.). El Alcalde de Yauco, Dr. Atilio Gaztambide, recibe un mensaje del torrero del faro de Guánica indicándole que hay 13 barcos de guerra frente al puerto. El alcalde transmite por telégrafo el mismo mensaje al gobernador Macías en San Juan, quien a su vez ordena al capitán Salvador Meca, jefe de las tropas en Yauco, que hiciese lo que pudiese en lo que llegaban los refuerzos de Ponce y pueblos vecinos. Yauco, para estas fechas, contaba con las siguientes fuerzas defensivas:

  • La 3ra. cía. del batallón Cazadores de la Patria Nº 25 al mando del capitán Salvador Meca.
  • La 4ta guerrilla volante al mando del capitán García. A esta guerrilla pertenece el teniente Enrique Méndez, quien junto a otros 2 de sus hombres cae herido en el tiroteo que sostuvieron con los infantes de marina en el momento del desembarco en Guánica.
  • 1 guerrilla de voluntarios al mando del teniente Rafael Colorado.
  • 1 compañía de voluntarios de Yauco.
  • Algunos Guardias Civiles.
  • 2- 25 de julio 8:00-9:00 am (aprox.). Meca, con la cía. del batallón Cazadores de la Patria Nº 25, sale por el camino de Guánica y llega hasta una loma (D) al sur de la Hacienda Desideria (B) (hoy Hacienda Santa Rita, sede del Convento Nuestra Señora de Fátima) desde donde observa los movimientos del enemigo. Después bajará y tomará posiciones en la hacienda (B) mencionada. Esta área se conoce como Susúa Baja. -En amarillo las posiciones españolas durante el combate-
    3- 25 de julio 11:00 am (aprox.). Llega a Yauco procedente de Ponce un tren con 2 compañías del batallón Cazadores de la Patria y unos pocos hombres de guerrilla montada, todos al mando del teniente coronel Francisco Puig. Puig inmediatamente de llegar a Yauco se pone en contacto telegráfico con Macías quien le ordena que haga un reconocimiento de las fuerzas americanas dejando bien cubierta la retirada por si se encuentra con tropas superiores en número. En caso de necesidad, la retirada la haría por tren hacia Ponce.
    4- 25 de julio 11:00 am. (aprox.). El comandante Espiñeira y 2 compañías del batallón Alfonso XIII destacadas en la ciudad de San Germán, salen de esta ciudad hacia Yauco via Sabana Grande. Cerca de Sabana Grande, Espiñeira recibe de unos campesinos noticias exageradas del desembarco que le indican que ya están en tierra miles de soldados con cientos de cañones. Ante estas expectativas, el comandante español decide acampar en una loma cercana donde pasará el resto del día y la noche, regresando a San Germán el día 26.
    5- 25 de julio 3:00 pm (aprox.). Sale la columna española por el camino de Guánica (carr. 116), formada de la siguiente manera: Al frente Guardias Civiles y parte de la guerrilla de la 4ta volante, seguidos del teniente coronel Puig con las 2 compañías del Patria, más atras, los voluntarios de Yauco y los de Sabana Grande que llegaron de ese pueblo el mismo día. Cerraban la columna el resto de la 4ta volante y la guerrilla montada de Colorado.
    6- 25 de julio 4:00 pm (aprox.). Llega la columna a un cruce de caminos cerca del Río Loco en donde quedarán los voluntarios para evitar un flanqueo del enemigo, ya que uno de los caminos viene de Guánica, y para proteger la retirada en caso de necesidad.
    7- 25 d julio 5:00 pm. (aprox.). Llega la columna a la Hacienda Desideria (B) propiedad de Antonio Mariani donde se encuentran con Meca y su gente. Ya Meca había dispuesto a su soldados en posiciones defensivas detrás de unos gruesos muros que formaban un patio al lado de la hacienda. Una de las compañías de Puig al mando del capitán Serafín San Pedro sube a la loma (D) que anteriormente estaba ocupada por Meca, para obervar los movimientos de los americanos y allí acampa. El resto de la tropa toma posiciones dentro de unos maizales a la izquierda del camino, cerca de la hacienda.
    8- 25 de julio 5:00 pm. (aprox.). El general G. A. Garretson, el comandante Hayes y la compañía G del 6to de Illinois que marchan desde Guánica por el camino de Yauco (carr. 116), llegan a la altura de la loma de Quiñones (E). Como desde esa altura se domina todo el valle que tienen en frente y que separa a Guánica de Yauco, Garretson ordena a la cía. G del 6to de Illinois que suba a la misma y al abrigo de una casa que allí había perteneciente a Ventura Quiñones, tome posiciones construyendo trincheras. Algunos soldados de esta compañía bajarán hacia el camino en tareas de exploración y vigilancia. -En azul las posiciones de las tropas americanas durante el combate-
    9- 25 de julio 8:00 pm (aprox.). El capitán San Pedro, al ver que están en el camino (G) cerca de su posición los exploradores del la cía. G de 6to de Illinois, ordena algunas descargas de fusilería. Estas descargas son replicadas desde la colina (E) cercana ocupada por las tropas americanas.
    10- 25 de julio 9:00 pm. (aprox.). Un oficial de la cía. tiroteada llega a Guánica dando aviso del suceso (que por otra parte se tenía que haber escuchado desde allí). El teniente coronel Chaffin que mandaba el 6to regimiento de Massachusetts al estar ausente el coronel Woodward, ordena al comandante Darling que con 2 compañías vaya en auxilio de la G de Illinois. Darling marcha con las compañías L de Boston y M de Milford.
    11- 25 de julio 11:00 pm. (aprox.). Al llegar Darling con sus 2 compañías cerca de la loma (E) de Quiñones, ordena el despliege en lugares protegidos cerca del camino (G) desde donde se unirán al tiroteo que es esporádico y poco nutrido pero que durará toda la noche. En espera de un ataque español al amanecer, Darling pide más refuerzos. 
    12- 26 de julio 4:30 am (aprox.). Llegan al área del combate las compañías A, C, E, G, y K tomando posición a la izquierda del camino y a retaguardia (H) de las comapañías L y M.
    13- 26 de julio 5:00 am. (aprox.). Las cinco compañías de refuerzo se unen a la L y M e inician los preparativos para marchar por el camino. Las compañías A y G irán primero, algo más atrás la L y por último el resto de las compañías.
    14- 26 de julio 6:00 am. (aprox.) Comenzado el avance la columna americana y no habiendo recorrido más de 200 metros, el capitán San Pedro, de las fuerzas españolas, ordena hacer fuego por descargas (Esto es, disparando, por intervalos de tiempo, todos los soldados a la vez y sólo a la orden del jefe. Lo contrario sería fuego a discreción). Al recibir la primera descarga, los integrantes de la columna americana saltan a ambos lados de la cuneta y al principio, algo confundidos, se dispersan por el campo, pero luego se rehacen y responden al fuego enemigo. Muy lentamente avanzan hacia el cerro (D) ocupado por los españoles y hacia la Hacienda Desideria (B).
    15- 26 de julio 7:00 am (aprox.). La compañía G del 6to. de Illinois que desde el comienzo del combate está disparando desde su colina (E) contra la ocupada por los españoles, recibe órdenes de suspender el fuego ya que las compañías del Massachusetts que avanzan hacia la loma (D) enemiga están recibiendo el fuego cruzado de ambos bandos.
    16- 26 de julio 7:00 am (aprox.). La fuerza española que estaba situada a la izquierda del camino (C), cerca de la hacienda (B), intenta un ataque sobre la colina de Quiñones (E), pero el fuego granizado de los soldados atrincherados de la compañía G del 6to. de Illinois hace detener el ataque.
    17- 26 de julio 9:00 am. (aprox.). El capitán San Pedro, dándose cuenta que su posición era insostenible ante el avance de las tropas americanas que ya estaban cerca, ordena al alto el fuego y emprende la retirada hacia la Hacienda Desideria (B).
    18- 26 de julio 9:30 am. (aprox.). El capitán McNeely, con 18 hombres de la compañía A, sube al cerro anteriormente ocupado por los españoles y desde su parte alta (F) hace algunos disparos contra las fuerzas enemigas que están en el campo de maíz (C) cerca de la Hacienda Desideria (B). El resto de las compañías se forman en linea y avanzan por los campos hacia dicha hacienda (B).
    19- 26 de julio 10:00 am. (aprox.) El teniente coronel Puig, que había recibido durante la noche y mañana varios telegramas de gobernador Macías urgiéndole una retirada de la zona del combate hacia Yauco y que había hecho todo lo posible por evitarlo, ordena la misma, la que se hace por escalones. Una retirada por escalones se puede describir de la siguiente manera: Mientras parte de los combatientes quedan en el frente del combate retrasando el avance del enemigo o manteniéndolo en sus posiciones, la otra parte retrocede hasta un lugar idoneo desde donde podrán proteger la retirada de los que se quedaron en el frente. Esta maniobra se repetirá tantas veces que como sean necesarias.
    20- 26 de julio 11:00 am. (aprox.). Las compañías americanas llegan a la Hacienda Desideria (B) de donde ya se han retirado las tropas españolas. El general Garretson, temiendo un contrataque enemigo, ordena a sus hombres que se retiren a sus posiciones originales cerca de la loma de Quiñones (E), donde preprarán obras defensivas en espera de un eventual ataque que nunca ocurrió.
    21- 26 de julio 1:00 pm. (aprox.). Llegan a Yauco Puig y su gente.

    Notas

    a- No tenemos el número de soldados que de cada fuerza participaron en el combate de Yauco. Calculamos, sin contar la cía. de Voluntarios que no tomó parte, en unos 450 españoles y puertorriqueños y alrededor de 650 americanos.

    b- Garretson era el jefe de las primeras fuerzas desembarcadas pertenecientes a la 1ra brigada de la división provisional bajo las órdenes del general Guy V. Henry.

    c- Durante los 2 primeros días del desembarco americano se tuvo serias dudas sobre el éxito de la operación, ya que los soldados en tierra eran escasos, poco experimentados, no contaban todavía con artillería y no se les había pasado los efectos del viaje. Debido a estas dudas no se quiso arriesgar a los militares de alta graduación en la intervención del primer combate, hecho este que fue muy criticado por la tropa.

    d- Durante el combate circularon rumores entre los soldados americanos de que algunas compañías habían sido aniquilidas y que una gran fuerza enemiga caería sobre ellos en cualquier momento.

    e- Tanto los soldados españoles como los americanos que intervinieron en el combate estuvieron más de 1 día sin probar alimento digno, sosteniéndose apenas con galletas duras, maíz, mangos verdes y agua. Cuando Puig llegó a Yauco dejó pagada la preparación de ciertos alimentos que serían llevados a la zona del combate. Al parecer los carreteros que llevaban la comida, al escuchar el tiroteo, pusieron pies en polvorosa y nunca se supo qué pasó con el rancho (alimento de la tropa).

    f- Durante algún momento del combate Puig ordenó que se buscara a los voluntarios, que habían quedado en retaguardia, para que reforzaran el frente, pero dichos voluntarios habían desaparecido dejando parte de su equipo abandonado a orillas del Río Loco.

    g- Macías envió varios telegramas a Puig pidiéndole que se retirara primero hacia Ponce y después hacia Adjuntas al creer que se había destruído la vía ferrea. Esta insistencia de Macías se debía a que él y su Estado Mayor estaban convencidos que el desembarco en Guánica era una maniobra de distracción y que la verdadera invasión sería por el área este. Macías no quería comprometer a las tropas de Puig ni a los posibles refuerzos que éste último estuvo esperando durante toda la noche del 25 y la mañana del 26.

    h- Las bajas del combate fueron 7 heridos y 2 muertos españoles y puertorriqueños y 5 heridos americanos. -Ver: Lista de Bajas-

    i- Las fuerzas españolas permanecieron en Yauco hasta el día 27 de julio cuando a las 9:00 am partieron hacia Arecibo vía Peñuelas, Adjuntas y Utuado. El 28 por la noche llegaron a Peñuelas de donde salieron para Adjuntas el 29 en la mañana. A esta ciudad arribaron, después de pernoctar en el camino, el 30 a las 11:00 am y ese mismo día, temprano en la tarde, marcharon a Utuado para pasar la noche, terminando su viaje en Arecibo la tarde del día 31. Este desplazamiento atravesó la isla totalmente de sur a norte. Durante casi todo el trayecto de retirada tuvieron a la lluvia como compañera de viaje. El día 29, cuando subían bajo una torrencial lluvia hacia Adjuntas por la famosa cuesta de La Mata de Plátano, cuesta empinada, resbaladiza y escabrosa, Puig ordenó a sus hombres que abandonaran parte de su equipo (el que no era de combate) para poder aligerar la carga y así cumplir con el itinerario previsto. Esta decisión se usó en su contra al ser acusado, a su llegada a Arecibo, de ser el responsable de una retirada desastrosa. El hecho de haber perdido los telegramas, donde el Estado Mayor le pedía con urgencia la retirada y señalaba el itinerario, lo dejaban sin las pruebas necesarias que demostrarían, en caso de necesidad, que él sólo obedecía a sus superiores. A Puig se le ordena entregar el mando de sus tropas al teniente coronel Rodrigo, su enemigo personal, ocupando entonces el cargo de comandante militar del Departamento de Arecibo. El honor del teniente coronel Francisco Puig estaba en entredicho y su carrera militar a punto de ser destruida si se le celebra un juicio militar. Ante estas perspectivas, toma una fatal decisión y el 2 de agosto al amanecer se dirige a la playa de Arecibo vestido con su uniforme de oficial y sus armas reglamentarias. Puig clava su espada en la arena y apoyándose sobre ella se dispara un tiro en la sien derecha. Más tarde, un pescador hallará su cuerpo tendido en la arena. Si al comandante Rafael Martínez Illescas, por su gloriosa muerte en el campo de batalla se le considera el héroe máximo de la parte de la guerra que se llevó a cabo en Puerto Rico, al teniente coronel Francisco Puig se le considera el héroe del honor. En la lista de héroes podríamos incluir también al teniente Rafael Colorado y al capitán Juancho Bascarán. -Ver mapa de la retirada de Puig en: La marcha sobre Adjuntas, Utuado y Lares-

    j- El día 27 de julio, en horas de la tarde, entró en Yauco el comandante Hayes con un pequeño grupo de oficiales y soldados acompañados por el puertorriqueño Eduardo Lugo Viñas en funciones de guía. Hayes nombró a Francisco Mejías, prominente hombre del lugar y adepto a los americanos, alcalde interino. Mejías formó una Policía Municipal, para mantener el orden, con los fusiles recogidos a los voluntarios. Hayes regresa a Guánica. El día 28, el general Guy V. Henry ordenó a Hayes que con 50 soldados y 6 oficiales marchase a Tallaboa ya que había recibido noticias de que las fuerzas españolas tenían allí un vagón de tren cargado con fusiles Mauser y otros armamentos que posiblemente serían destruidos junto con la vía férrea. A las 5:00 pm de ese día, al pasar Hayes por Yauco, se encuentra con el general Roy Stone que había llegado de Ponce con algunos soldados y telegrafistas a bordo de un tren. Todos juntos toman dicho tren y se dirigen a Tallaboa donde llegan a las 9:00 pm. Al no encontrar el armamento en la población, pues había sido llevado a Ponce por las tropas españolas un día antes, regresan a Yauco esa misma noche donde pernoctan. El día 29 por la mañana se iza oficialmente en la Alcaldía de Yauco la bandera americana.

    k- Desde el punto (A) en el mapa hasta Yauco hay unas 2.5 millas (4 km). El Monumento o Tumba del Soldado Desconocido queda a .9 millas (1.5 km) de este punto (A).  

    l- Desde el punto (I) en el mapa hasta Guánica hay a unas 1.25 millas (2 km).

    m- El área del combate, conocida como Susúa Baja, pertenece hoy día al Municipio de Guánica. En 1898 Guánica era un barrio de Yauco.


    -Ver fotos del combate de Yauco- / -Ver fotografías del 6to Regimiento de Voluntarios de Illinois-

    -Ver el artículo: Héroe de honor en la Guerra Hispano Americana- / -Ver Cronología- / -Ver lista de bajas-

    -Ver Monumento al Soldado Desconocido-

    -Volver a Mapas y Planos- / -Volver a Inicio-