Europa: ¿Existe vida en un satélite de Jupiter?

Durante varias décadas se pensó que la aparición de formas de vida en un planeta era un evento casi exclusivo, de un conjunto de condiciones fisíco-químicas, cual aún no podido ser duplicadas en un laboratorio ,entendiendo que la moderna biotecnología no ha podido transformar materia inanimada en vida. En que algunos autores han presentado la idea de la posibilidad de que la vida en la Tierra hubiese sido "sembrada", los más recientes estudios establecen que aproximadamente 3.85 billones de años la vida apareció en nuestro planeta. Eso significa que el fenómeno de la vida no es un evento reciente, sino un suceso paralelo al proceso de la formación de planetas, dado que la vida en la Tierra sólo tardó 0.75 billones de años en aparecer, pues la Tierra se formó sólo hace 4.5 billones de años. Sí la vida no es un evento exclusivo y se puede correlacionar al desarrollo de un planeta, es indispensable utilizar el módelo que tenemos disponible para establecer posibilidades de vida en otros mundos, como medio de referencia de las condiciones necesarias para la vida y los requisitos básicos indispensables para el surgimiento de ésta. Debemos estar claro que la vida puede no necesariamente corresponder al módelo de carbono terrestre, dado que el átomo de silicio puede construir también moléculas complejas.

Pero la vida en la Tierra depende de la presencia de carbono. La estructura electrónica de éste permite la construcción de moléculas en cadenas, cuales aparecen en las células. El carbono es una subtancia abundante en todas las partes del universo, por lo tanto es posible la existencia de vida basada en carbono, en muchos lugares de nuestro cosmos. Un segundo factor de vida es la temperatura, comunmente ésta prospera entre los 0-100 grados centígrados, aunque recientemente un equipo de científicos estudió uno de los medios ambientales más hostiles de la Tierra, los lagos helados del Polo Sur, y encontró prósperas colonias de microorganismos donde las temperaturas en muy raras ocasiones suben encima del punto de congelación (cnn 98), por tanto el fáctor de la temperatura es debatible. Los rayos solares se consideraban vitales para la vida, pero estudios publicados en la revista "Proceedings" de la Academia Nacional de Ciencias(1992) revelaron la existencia a más de diez kilómetros de profundidad dentro de la capa terrestre de unos organismos microscópicos que viven sin la necesidad de la luz del sol y extraen su energía únicamente de los procesos químicos subterráneos, por tanto es posible vida sin la luz solar.. El agua es determinante para la vida. Los organismos vivos extraen el hidrógeno del agua. El oxígeno es necesario solamente para los organismos más evolucionados, cual procede en su mayor parte de la fotosíntesis de las plantas.

Las fotografías de la sonda Galileo nos ha revelado un posible océano de agua oculto de 95 kilómetros de profundidad bajo la capa de hielo del sátelite. Se estima que el océano de Europa tiene tres veces más agua que la existente en la Tierra. Para la presencia de vida se requiere agua,calor y energía. Sí es acertado la existencia de un océano de agua, debemos buscar la posibilidad de los demas factores de vida. La existencia de volcanes activos en los lechos oceánicos en el satélite serían una fuente de calor para el desarrollo de vida. En el satélite Io se han comprobado actividad volcánica. Este vulcanismo es provocado por la poderosa atracción de Júpiter sobre sus sátelites, cual produce deformaciones en su estructura global y el calentamiento en el interior de éstos, cual es causante de la actividad volcánica. Las mismas fuerzas que provocan el calentamiento en Io, se ejercen sobre Europa, por tanto es bastante probable una actividad volcánica y por ende ser la fuente de calor requerida para el desarrollo de vida en el satélite.

La hipótesis de vida en Europa no es nueva. Durante el mes de marzo de 1979, Richard C. Hoagland publicó en la revista "Star & Sky" sus ideas sobre la posibilidad de vida en el satélite, luego de la misión del Voyager 2. Los periódicos: Cleveland Press de Ohio y The Plain Dealer reseñaron sobre el artículo publicado. Hoagland proponía que en Europa existía un inmenso oceáno bajo la capa de hielo que cubría el satélite. Sus ideas encontraron resistencia en la comunidad científica, excepto por Arthur C. Clark, inventor del satélite de comunicaciones y famoso escritor de ciencia ficción y además por el Dr. Robert Jastrow, Director del Instituto Goddard. Clark señaló que las ideas de Hoagland fueron utilizadas en el desarrolló de su novela " 2001:Odisea Espacial ". Es curioso que luego de dos décadas, los hallazgos de la sonda Galileo, le den validez a las hipótesis de Hoagland. ¿ Le dará la razón tambien sobre la posibilidad de vida ?

Larry Klaes ha propuesto el concepto de IcePick para la exploración organizada del oceáno de Europa. Se rumora , que en la Universidad de Washigto (Seattle) un equipo de oceanógrafos está trabajando en un robot a escala normal para que explore los océanos de Europa durante una misión oficial de la NASA. ¿ Se encontrará vida? ¿ Nuevas formas? El Siglo XXI, será la plataforma de las exploraciones espaciales de nuevos mundos. Este nuevo siglo implicará grandes cambios en la mentalidad humana, dado que las nuevas misiones enfrentarán al hombre con lo inevitable: su herencia estelar...



Creada: septiembre 1998, 12:25